lunes, 1 de septiembre de 2008

JOHN HENRY NEWMAN ¿CARDENAL GAY?

Amantes incomprendidos han existido muchos en la historia: Romeo y Julieta, Abelardo y Eloísa, Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel Segura (los amantes de Teruel), aunque ninguna de estas tortuosas relaciones que remontan sus orígenes a leyendas (Bocaccio en su Decamerón ya recogía una historia similar) es tan cierta como la que a continuación relataré, escuchada vía RNE.

En el Reino Unido se ha suscitado la polémica por el traslado de los restos del cardenal John Henry Newman (1801-1890) desde el pequeño pueblecito de Rednall a la basílica del oratorio San Filippo Neri en la populosa ciudad de Birminghan con el propósito de facilitar a los fieles la posibilidad de venerarlo ante la inminente beatificación del cardenal, traslado por otra parte habitual en estos casos. Las autoridades británicas no han puesto inconveniente a la solicitud del Vaticano y han dado su consentimiento ha dicho traslado ¿dónde surge la polémica pues?

Parece ser que dicho cardenal, uno de los autores preferidos del actual Papa Benedixto XVI, convivió durante 30 años con el también reverendo Ambrose St. John, que ejerció de secretario del cardenal. Tan estrecha colaboración tuvo que dejar huella en el prelado, que dejó indicado en numerosas ocasiones y según parece, también por escrito antes de su muerte: "Deseo con todo mi corazón ser sepultado en la tumba de Ambrose St. John y doy ésta como mi última e imperativa voluntad." Entierro que se efectuó de acuerdo con los deseos del cardenal durante más de 100 años hasta el día de hoy.

Peter Thatchell, conocido activista gay de las islas británicas declaró ante la noticia del traslado: "Este acto de vandalismo y de profanación viola la voluntad expresa del cardenal de ser enterrado al lado de su amante. La Iglesia católica, que odia a los homosexuales, quiere ocultar el hecho de que su futuro santo fuera homosexual." A pesar de que el propio Thatchell declara desconocer la existencia de relaciones íntimas entre ambos hombres de Iglesia, parece no dudar del amor que supone, se profesaban.

Me resulta incómodo que la Iglesia haga oídos sordos a la última voluntad de uno de sus miembros, ante la que antepone sus propios intereses. Independientemente de que la relación fuese cierta o no, que no viene al caso, el decidir donde o de qué modo queremos dar por finalizada nuestra estancia entre los vivos debería ser uno de nuestros derechos inalienables. Personalmente pienso que poco importa el modo en que cada uno elija reposar, siempre y cuando esté de acuerdo con sus deseos. Yo tengo mis preferencias indudablemente, y me indignaría (si pudiese claro, porque una vez cadáver...) que hicieron con mis despojos algo contrario a mi voluntad.

El auténtico santuario de nuestro persona, sea cual sea el lugar físico donde éste se encuentre, debe residir en la memoria de cuantos nos conocieron y trataron. pienso que es el único modo de alcanzar la vida eterna (al menos mientras nos recuerden). Y como esto me ha traído a la memoria a mi tío que eligió para él un original final, en el que se esparcieron sus cenizas junto al contenido de un cartón de vino entre los rompeholas donde le gustaba pescar, en su memoria esta noche brindaré por él.


Más fuentes en la red con la noticia:
http://www.ambienteg.com/2008/08/28-cardenal-presuntamente-gay-sera-beatificado
http://peregrinos-robertoyruth.blogspot.com/2008/08/el-cardenal-newman-era-gay-qu-fuerte.html
http://noticias.universogay.com/polemica-por-la-beatificacion-de-un-cardenal-presuntamente-gay__27082008.html

6 comentarios:

MyWoldPlus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
JoPo dijo...

un cura gay..... bueno , no es el primero

ya dberian sospechar cuando dicen eso de ke amaran a dios sobre todas las cosas jejeje
r

recordar q retratan a dios como un hombre

Mal bicho dijo...

Si supieras las juergas que se corrian en los monasterios en la Edad Media.
La Iglesia es una gran mentira.
Lei hace tiempo en no se donde que si Jesucristo viviera hoy en día, la Iglesia lo mandaría matar.
Bueno, al fin y al cabo, fue mas o menos lo que pasó.

PECE dijo...

Gracias por comentar.
Lo lamentable del asunto, independientemente de lo correcto o no de que un hombre de la Iglesia mantenga relaciones sexuales del tipo que sean, es que la institución a la que perteneces tenga derecho sobre tus restos, incluso en contra de tus deseos.
Es como si mi empresa me prohibiera incinerarme, o que, una vez inhumado decidieran incinerarme para colocarme en una vitrina a la entrada del negocio como ejemplo de buen empleado?!!.
En fin....

notas dijo...

la iglesia no odia los homosexuales.....informense primero y despues hablen

PECE dijo...

Creo que no has entendido el artículo notas.

No se critica en él para nada el tema de la iglesia y los homosexuales (que daría para muchas entradas).

Se critica que no respete la última voluntad expresa de uno de sus miembros por intereses propios.